martes, 13 de octubre de 2015

Carta de una recién casada.

Amanece. Ha llegado. Hoy ya es 13 de junio.

No sé cuántas veces pude imaginarme cómo sería ese día… Haría sol, llovería, saldría todo bien, los invitados se sentirían cómodos, les gustaría el cóctel, el menú elegido, el vino con el que lo acompañaríamos. ¿Cómo será ese largo pasillo, acompañado de todas las miradas, cogida del brazo de papá? ¿Llorarán mis amigas? ¿Y mamá?

Fotografía: Kiwo Estudio Creativo

Qué bonito fue imaginar todo aquello durante un año entero de preparativos y nervios. Lo quería todo y lo cambié tantas veces como las pensé. También confesaré que temblé de miedo cuándo algo no salía bien, pero sabía que el equipo que tenía me ayudaría a conseguir lo que ese día casi ni vería, pero por encima de todo quería. A ese gran equipo, Del Verbo Invitar, familia y amigas, es al que hoy y siempre le estaré eternamente agradecida. A todas y a cada una de ellas que aguantaron todos mis días, desde las que han ido apareciendo poco a poco para quedarse, hasta las que me han acompañado siempre.

Fotografía: Kiwo Estudio Creativo

Quizá hoy todavía no sepa explicar muy bien qué sensación se vive cuando llega el momento, cuando terminas de ponerte los zapatos, coges tu ramo, entras al coche y al lado del hombre más leal que te ha acompañado a lo largo de tu vida, vas vestida de novia de camino al altar. De lo que estoy segura y aprovecharé para decirte, es que TODO, absolutamente TODO merece la pena. Merece la pena los nervios, los enfados en el sofá, los cambios de vuelta y de mesas, las indecisiones con tu vestido, las bajas de última hora y las sorpresas que te esperan.

Yo hoy, cuatro meses después de haber vivido, debajo del sol y la lluvia, la mejor de las verbenas de mi vida y con las puertas abiertas a lo que me traiga el futuro, te digo que por encima de todo, pase lo que pase, merece la pena emborracharte de felicidad.

Fotografía: Kiwo Estudio Creativo
Ramo: Chitina


Prometemos un próximo post con todos los detalles de la boda de Andrea & Dani,
pero mientras... ¿Bailamos, como ellos, bajo la lluvia?

1 comentario:

  1. Tu boda fue preciosa , como tú lo eres por dentro y por fuera

    ResponderEliminar